Cómo practicar deporte de forma saludable

By

El deporte es una forma muy sana de mantenernos en forma y de cuidar de nuestra salud. Más que luchar por competir con los demás, se trata de marcarnos nuestras propias metas y de superarnos a nosotros mismos día a día, al tiempo que complementamos el deporte con otros hábitos saludables. Por eso vamos a darte algunos consejos basados en las recomendaciones de los expertos en salud sobre cómo practicar deporte de forma saludable.

Realiza chequeos médicos regulares

Como persona que está sometida a un estrés físico importante y continuo, todo deportista debe velar especialmente por su estado de su salud y tener en cuenta las consecuencias que su práctica deportiva puede tener sobre su organismo. Aunque el responsable de nuestro estado de salud sea el médico, el deportista también debe ocuparse de esta cuestión y estar atento a cualquier problema o cambio que requiera atención para evitar males mayores.

La importancia del calentamiento

Antes de iniciar cualquier actividad física o deporte, sea cual sea, resulta fundamental llevar a cabo un calentamiento previo para preparar nuestro cuerpo para el esfuerzo que vamos a llevar a cabo y para evitar lesiones. Cada calentamiento debe ser específico de la actividad que vayamos a realizar y de los músculos que vayamos a emplear; además, debe facilitar la concentración del deportista, haciendo que éste centre toda su atención en desarrollar la actividad correctamente.

Regreso a la calma

Aunque no siempre se le dé la importancia debida, la fase de vuelta a la calma tras el esfuerzo de la actividad física debe formar parte de las sesiones de entrenamiento; para ello, debemos preparar una finalización de la actividad paulatina, caminando suave y con respiraciones profundas, y una vez más llevando a cabo estiramientos de los músculos principales. Dependiendo de la intensidad de la actividad, además resulta aconsejable integrar una fase activa de ejercicio aeróbico muy suave.

Mantén la concentración

La concentración es fundamental para evitar que al realizar cualquier deporte no realicemos los movimientos de forma errónea y aumentemos el riesgo de producirnos lesiones. Por ello es fundamental que todo deportista se mantenga concentrado en todo momento desde la misma sesión de entrenamiento, para que realice la actividad correctamente y sepa parar a tiempo si observa algún problema.

Sigue la planificación establecida

Seguir la planificación y programación fijada previamente por nosotros mismos o el entrenador es clave. El entrenamiento deportivo basa sus resultados en una organización adecuada de los estímulos (con una carga de entrenamiento en función de la propia respuesta que ofrezca el deportista), por lo que es muy importante no modificar los contenidos planificados y respetar las cargas de entrenamiento, los tiempos de recuperación, etc.

Mantente siempre hidratado

Si nuestro entrenamiento o nuestra actividad física se lleva a cabo en zonas húmedas o calurosas, mantener una correcta hidratación de nuestro cuerpo antes y después del ejercicio así como durante el mismo es tremendamente importante; para ello podemos llevar con nosotros una pequeña botella con agua fresca. Además es muy aconsejable escoger las horas de menos calor en los meses de verano -a primera y última hora del día- para evitar una hipertermia causada por un exceso de temperatura en nuestro organismo.

Mantén una alimentación equilibrada

Toda persona pero muy especialmente los deportistas deben mantener una alimentación sana y equilibrada para cuidar de su cuerpo y evitar futuros problemas de su salud. Al cuidar nuestra alimentación facilitamos además los procesos de recuperación, especialmente la fase anabólica de respuesta al catabolismo producido por el esfuerzo físico. Si se trata de un ejercicio especialmente exigente, muchos deportistas pueden requerir del uso de suplementos naturales en su alimentación: en tal caso, es vital consultar antes con el médico y el nutricionista.

La importancia de un buen descanso

A veces queremos hacer tantas cosas a lo largo del día que no le damos la importancia que tiene un buen descanso… Y la tiene, y mucha. Una máxima del deporte es que sin descanso no hay mejora. Dicho descanso debe incluir un número suficiente de horas de sueño, pero también una correcta distribución del esfuerzo a lo largo de nuestra sesión, así como entre sesiones. El uso de técnicas como la fisioterapia o la hidroterapia pueden contribuir además a mejorar nuestra capacidad de recuperación.

Disfrutar del ejercicio

Es cierto que a lo largo de un ejercicio físico se viven momentos duros y difíciles que pueden llegar a crearnos situaciones de estrés; por eso hay que aprender a controlar la ansiedad que podamos llegar a sentir en esos momentos, y lo más importante: disfrutar de la práctica diaria del deporte. Por tanto no sólo se trata de entrenar el cuerpo, sino también la mente, recurriendo a técnicas psicológicas y contando con el apoyo de los profesionales adecuados.

Sé paciente y constante para triunfar

La paciencia y la constancia son el camino al éxito, no te quepa duda; y sin duda en la práctica deportiva es donde resulta más fácil ver los resultados del esfuerzo y la dedicación. Al final, todo es cuestión de ser constantes en lo que hacemos y pacientes para esperar con el tiempo ver nuestros objetivos cumplidos.

Deja un comentario

uno × 1 =